No silenciar el suicidio


En el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, 10 de septiembre, EFEsalud recoge mensajes sobre cómo abordar este problema de salud, planteamientos de expertos, testimonios, datos y cifras, acciones e iniciativas como es el caso de la OMS y el lanzamiento de una Guía de autoayuda.

No silenciar el suicidio y hablar de ello. Hablar del suicidio no lo fomenta, lo previene. La vacuna contra el suicidio es la comunicación. El suicidio debe salir del armario.

Son algunos de los mensajes este 2019 en la conmemoración del Día Mundial de la Prevención del Suicidio, una acción que en los últimos años ha cambiado el paradigma: de ocultarlo, silenciarlo y esconderlo, a hablar de ello en clave de terapia y solución para prevenirlo y evitarlo.

En este sentido, no silenciarlo y hablar de ello es una de las reivindicaciones de los expertos en este asunto de salud pública.

Una jornada celebrada ayer en la Asamblea de Madrid, organizada por el Teléfono contra el Suicidio de la Asociación La Barandilla, con asistencia de psiquiatras, psicólogos, expertos y afectados ha exigido un Plan Nacional de Prevención y un teléfono de tres cifras como el que existe contra la violencia machista.

En este evento, la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, ha precisado que desde hace un año se está actualizando la estrategia y cuando se integren los elementos, el Plan se llevará al Consejo Interterritorial de Salud para su debate y aprobación.

El psiquiatra Nestor Zserman, jefe de servicio de Salud Mental del Hospital Gregorio Marañón de Madrid,  ha lamentado que esta área no se hayan conseguido los avances logrados en especialidades como oncología o cardiología.

El psicólogo clínico Mariano Navarro, de la Unidad de Salud Mental del Hospital General de Valencia, afirma en una entrevista con EFE con motivo de este Día Mundial, que “algo está fallando”, ya que las tasas de suicidio son altas y continúan en aumento.

“No hay que tener miedo a hablar del suicidio”, remarca este profesional, especialista en duelo, pérdidas e intervención psicológica en catástrofes y emergencias, que participó en el operativo de los atentados del 11-M del 2004 en Madrid, y asistió a las víctimas del accidente de metro de 2006 en Valencia.